Velas y fanales Decofrancis
                    Descubre la magia de las Velas y fanales




SIGNIFICADO DE LAS VELAS SEGÚN SU COLOR

Amarillo : Este color representa el dominio y el poder. El color amarillo también simboliza el gozo, la alegría, la luminosidad y el intelecto. Su energía favorece el desarrollo de la economía y se encuentra vinculado con la sabiduría y la agilidad mental, de allí que se lo utilice en rituales para logros económicos y también para los que se realizan a modo de ofrecer ayuda a los estudiantes mejorándoles la memoria y la concentración.

Azul : El color azul simboliza paz y tranquilidad. La vibración que emana del mismo es estimulante y calmante. Favorece la concentración y el equilibrio de las energías, razón por la cual se utiliza en ritos para revertir situaciones infortunadas.

Blanco: El color blanco denota pureza, inocencia, paz, simpleza, verdad, esperanza, espiritualidad y luz. Este color refleja unidad con las fuerzas divinas. El blanco es la síntesis de todos los colores. Las velas blancas se usan en rituales de magia cuando se intenta invocar ya sea, tanto fuerza como protección. Otorga tranquilidad, inspiración, intuición y devoción.

Celeste: La luz clara que emana el color celeste favorece la sabiduría y la concentración. En los ritos de amor se usa para representar al hombre.

Marrón o café: Este color representa La Tierra, lo material y lo físico. El color marrón se encuentra asociado a la fertilidad, la solidaridad, lo práctico y la solidez. En los rituales se utiliza general mente para convocar la riqueza material.

Morado: Al igual que el violeta (aunque algo más atenuado) el color púrpura (también llamado morado), se encuentra adherido a lo religioso y a lo místico. Desde la óptica de lo religioso se asocia al poder y desde la perspectiva de lo místico está asociado a la meditación. Es un color espiritual y psíquico que otorga sabiduría, prestigio y lavación.

Rojo: El rojo, color del planeta Marte y de la sangre, es el estimulante de los deseos y simboliza el amor, la pasión y la sexualidad. El color rojo representa tanto la energía como la vida física. Otorga vigor, coraje, dinamismo, amor y calidez. Las velas de este color se emplean en rituales para el amor.

Rosa : El rosa es un color de vibraciones positivas que tiende a evitar los malos pensamientos atenuando los deseos negativos. El color rosa simboliza la armonía y el amor. Armoniza y purifica, brindando alegría y bienestar. Este color es usado en ritos para el amor, presentando a la mujer.

Verde: El color verde representa las fuerzas de la naturaleza. Este color simboliza la calma, la bondad, la fertilidad, la estabilidad y tranquilidad, la abundancia y la vida. Sugiere equilibrio de la psiquis, paz y relajación. En cuanto a su aplicación en los rituales y teniendo en cuenta que puede combinarse más de un color según la ceremonia a realizar, algunos practicantes de este arte coinciden que las velas verdes proporcionan buen logro económico, pero, en forma personal y por lo que la experiencia me ha otorgado, considero que este color debe asociarse con el color que le corresponda al caso por el cual se lleva a cabo determinado rito.
Así por lo tanto, para cuando se recurra a un rito con velas que se relacionen a un crecimiento del amor, deberá usarse una vela verde y una vela rosa. Para un ritual en donde se solicite obtener un mayor rendimiento financiero, deberá combinarse el color verde con una vela color púrpura. Para el caso en que deba solicitarse el impedimento de algún asunto (cualquiera que éste fuere), deberá utilizarse una vela color verde y una vela color negra.

Violeta: Este es el color más elevado, tanto en su vibración como en el plano espiritual. No es un color ni cálido ni frío. Podría definirse como un matiz del azul (frío) y el rojo (caliente). Se considera un color sagrado, pues bajo una luz violeta, el poder de meditación y de concentración es muy superior a cualquier otro influjo. Representa la curación psicológica, la paz y una actividad mental muy veloz. El color violeta es muy efectivo para transmutar la energía y situaciones malignas, tales como la muerte, las separaciones, las pérdidas y las crisis económicas. Este color disminuye las preocupaciones ayudando a reponer las energías y también calma las tensiones nerviosas. Actúa como pacificador irradiando energía positiva. Es un tono muy beneficioso, ya que absorbe la negatividad neutralizando las ondas maléficas.

 

Inicio